• Protección de Aplicación

Control de acceso y seguridad de red (NGFW)


Los Firewall tradicionales son los encargados de controlar el acceso a la red y se ubican en puntos estratégicos dentro de las redes. Estos equipos, son capaces de ver y controlar todo el tráfico que va desde la red del cliente hacia internet y también en algunos casos también entre redes internas del cliente. Adicionalmente, nos permite definir las diferentes zonas de seguridad y aplicar los controles requeridos según la criticidad de cada zona. La contacte evolución de las aplicaciones, hacen que los firewall tradicionales queden obsoletos, dado que actúan a nivel de red, y es por esto que es necesario incrementar sus capacidades.

La reducción de la complejidad de arquitectura, mediante la consolidación de los productos para ahorrar costos es una de las principales preocupaciones de muchas empresas. Es igual de importante garantizar el acceso seguro de recursos de las nubes públicas y privadas sin temor al malware cifrado. Conseguir una visibilidad granular de dispositivos, usuarios, información de amenazas en tiempo real y la automatización son fundamentales para garantizar que los ataques se manejen de manera oportuna. Es por esta razón que se hacen necesarios los “Next Generation Firewalls”, los cuales tienen la capacidad de proteger, aplicaciones, malware y ataques de red.

• Beneficios

  • Reduce la complejidad de la arquitectura de red.
  • Visibilidad centralizada de la red.
  • Control de aplicaciones de confianza.
  • Protección frente amenazas.
  • Cumplimiento de regulaciones (PCI DSS, II, HIPPA, and GDPR).

Sistema de prevención de intrusos (NGIPS)


Protección contra fraudes en aplicaciones web (WAF)


Un firewall de aplicaciones web (WAF) es un elemento esencial en su defensa frente a las incipientes amenazas de seguridad web. Cuanto más confían usuarios y empresas en las aplicaciones web, mayor es la amenaza planteada para la productividad y la seguridad por ataques a nivel de aplicación. Los ataques a nivel de aplicación y de inyección como, por ejemplo, inyecciones SQL, la ejecución de archivos maliciosos o los filtros de scripts de sitios, pueden penetrar y mermar un sitio web, lo que disminuye su rendimiento y deja a su empresa expuesta a filtraciones de datos.

Estos ataques van dirigidos a distintos tipos de funcionalidades del sitio, ya sea atacando al propio sitio en sí o reenviando lógica a una base de datos con información que se puede ver comprometida. Un WAF es una medida de seguridad aplicada entre un cliente web y un servidor web que realiza una inspección en profundidad de cada solicitud y respuesta de los tipos de tráfico web más habituales. Evita de forma eficaz que las amenazas puedan llegar al servidor mediante la identificación y el aislamiento o bloqueo de todo el tráfico malicioso anormal.

• Beneficios

  • Reducir los daños reputacionales, por compromiso de sitios web.
  • Reducir el riesgo de tiempo de inactividad, el robo de datos y las filtraciones de seguridad.
  • o Protección automática de nuevas amenazas.

Content Delivery Network CDN